El cambio climático y sus consecuencias en el cultivo de ajos.

Champiñones con ajo y vino tinto
28 noviembre, 2018
La receta de Ajo y cebolla que mejora el resfriado
17 diciembre, 2018
Show all

El cambio climático y sus consecuencias en el cultivo de ajos.

El cambio climático, fenómeno que embarga los pensamientos de grandes gobernantes del mundo ha anunciado en las últimas décadas que ya está presente y trayendo consecuencias irreversibles. Y aunque cada área geográfica tiene su grado de vulnerabilidad específico, el sector que más se ve afectado es la agricultura y en particular la producción de Ajos de Aceuchal que es el motor de la economía de gran parte de España.

Esto alarma a la población debido a que este cultivo en especial, cuenta con la riqueza de ser uno de los ingredientes curativos más importantes presente en la gastronomía mundial, debido a que sus propiedades medicinales reconocidas por la ciencia y sus estudiosos, además de su función como excelente condimento en la cocina.

Una de las principales causas que afectan a la agricultura es el aumento de la temperatura que produce una mayor capacidad del aire para absorber el vapor de agua, generando una mayor demanda de agua. Además, el incremento en los índices de evapotranspiración es un factor mortal para los cultivos, ya que drásticamente la humedad natural del suelo, y aunque se pudiese pensar en sistemas de riego, se sabe que a nivel mundial, este mecanismo no es de fácil acceso.

Otro factor determinante en la producción de Ajos de Aceuchal es la variación de la precipitación de las lluvias que, al presentarse una intensificación general del ciclo hidrológico mundial, ésta aumente en regiones de latitudes altas y disminuya en regiones de latitudes bajas, como las subtropicales.

Gracias al incremento del dióxido de carbono que confluyen con las temperaturas elevadas y a las alteraciones de la precipitación pluvial, constituyen las principales causas de este cambio climático debido a las emisiones de gases de efecto invernadero, y que a su vez dan como resultado un aumento en la acidez de las aguas y muy en especial de las aguas del mar, haciendo que el pH de ésta disminuya, alterando así el ciclo hidrológico.

Se han realizado estudios que sólo pronostican una producción agrícola variable a nivel regional para las próximas fechas. Todo esto en razón de que se producirán cosechas más calientes, secas y prolongadas de lo normal tanto en latitudes altas como latitudes bajas.

El rendimiento de los cultivos no será el mismo debido a la incidencia de plagas que, al tener acceso a un ambiente más cálido, tendrán ciclos de vida más breves pudiendo desarrollar resistencia a insecticidas en periodos muy cortos. Y mientras las condiciones climáticas no favorezcan, inevitablemente pueden invadir nuevas regiones.

La calidad de las cosechas de maíz, soya y trigo por ejemplo, se verá afectada en cuanto a su contenido de proteínas, minerales y lípidos al presentarse una cantidad menor a la que se encuentra hoy en día.

A pesar de todas estas incidencias que se avecinan, son muchos los organismos que están trabajando en el estudio de medidas de mitigación de impactos producidos por el cambio climático,

En razón de todos los pronósticos que se tienen, los organismos se encuentran trabajando en función de los mismos, tratando de minimizar los impactos del calentamiento global en el producto agrícola, a través de la generación de métodos que se podrán aplicar en el futuro para evaluar a detalle la respuesta de los cultivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *