Beneficios para la mujer cuando come ajo.

El Ajo: un producto de origen español
20 marzo, 2020
España: El sector del ajo aprovecha su momento
23 abril, 2020
Mostrar todo

Beneficios para la mujer cuando come ajo.

¿Qué sucede cuando observamos un ajo en nuestro plato de comida? Quizás, el primer pensamiento sea de rechazo; no obstante, este alimento posee grandes beneficios para tu salud, especialmente para las mujeres.

Según el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, el ajo es rico en antioxidantes y en aliina. Al triturar el ajo, este sulfóxido se transforma en alicina, lo cual lo convierte en un antibiótico natural que es aprovechable para obtener los siguientes beneficios:

Reduce la presión arterial

Investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center detallan que el ajo dilata los vasos sanguíneos, por lo que se mejora la circulación.

 

Mejora la fatiga en el embarazo

Según la Universidad de Maryland Medical Center, tomar ajo en el embarazo destruye las bacterias dañinas, hongos y virus, además de aumentar la energía.

Minimiza las infecciones vaginales

Científicos de la Universidad de Pittsburgh Medical Center dicen que por ser un antibiótico natural, este producto es muy beneficioso en el tratamiento de infecciones íntimas, sobre todo las denominadas cándida o candidiasis.

Disminuye el riesgo de padecer cáncer

El National Cancer Institute desarrolla la teoría de que las mujeres que comen ajo con asiduamente son menos propensas a desarrollar cáncer de estómago, colon, esófago, páncreas y mama.

Ayuda a bajar el colesterol

En un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition se sostiene la teoría de que los aceites de ajo tienen la capacidad de reducir los niveles de colesterol, por lo que disminuye el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la hipertensión arterial.

Mantiene el equilibrio metabólico

Un estudio de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología dice que es muy recomendable comer un ajo al día para prevenir la obesidad y mantener un peso estable.

Cicatrizante excepcional

Se recomienda consumirlo durante el embarazo, ya que tiene un efecto cicatrizante, lo cual es útil cuando tienes un parto por cesárea o sufres un desgarre perineal.

Además disminuye de forma eficaz las lesiones en pezones durante la lactancia

Mejora la diabetes gestacional

El ajo estimula la generación de insulina, lo que ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, sobre todo en la etapa del embarazo.

El ajo es un antibiótico y anti-inflamatorio natural, por lo que reduce los malestares como el dolor, inflamación y sangrado abundante.

Previene el síndrome varicoso

Al dilatar los vasos sanguíneos, mejora la circulación e impide que se hagan trombos o coágulos.

Disminuye la inflamación

Los compuestos sulfúricos del ajo ayuda a reducir la inflamación ocasionada por enfermedades autoinmunes, como la psoriasis. Sólo se tiene que frotar en la zona afectada.

El National Cancer Institute comenta que la Organización Mundial de la Salud recomienda comer diariamente una pieza de ajo o entre 1.4 y 1.2 gramos de polvo o de 2 a 5 miligramos de aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *